Tarta de nata

Tarta de nata

Por qué no a todo el mundo le gusta el fondant hoy tengo una nueva tarta, fue para el día de los enamorados.

Me la encargaron pidiéndome que fuera una tarta ligera, que la querían de nata porque ya habían probado el fondant, y a pesar de que le había encantado, la tarta de fondant que es la de Spiderman, querían probar cosas nuevas y sobretodo querían que fuera de nata.

Como ya sabéis, y si no os lo digo yo ahora la nata no es compatible con el fondant, bueno no exactamente así pero os lo explico, lo primero es que la nata no tiene  la suficiente consistencia para poder aguantar el peso del fondant, según dicen los expertos y por otro lado existe un inconveniente y es que las tartas de fondant no permiten la refrigeración puesto que se al sacarla se puede crear condensación y se deshace el fondant, se empieza a hacer hoyitos en la tarta y bueno, un desastre, jeje.

Para el bizcocho estuve dando vueltas a ver que bizcocho utilizar y al final me decanté por un bizcocho genovés que es súper ligero, tan ligero que no lleva nada de grasa (ni aceite, ni mantequilla) y tampoco levadura por lo que hay que darle el volumen batiendo los huevos y el azúcar.

Es un bizcocho que requiere que se haga prácticamente el mismo día que se vaya a comer o como mucho el día de antes porque al no tener grasa se seca mucho antes, por lo tanto también es importante que se empape bien el bizcocho (aunque siempre con cuidado porque queremos humedecer el bizcocho no convertirlo en un bizcocho borracho, jeje).

El relleno lo querían de fresa, que buena combinación nata con fresas.

Bueno no me enrollo más que parece que hoy me han dado cuerda, jeje.

Hasta la próxima!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú